Aguas de Cádiz presenta el bono social del agua para garantizar el derecho a este suministro básico

  • El objetivo es acabar con los cortes de agua y paliar la pobreza hídrica

Aguas de Cádiz ha presentado su Programa de Ayuda al Suministro de Agua a Personas en Riesgo de Exclusión Social, un proceso a través del cual, el Ayuntamiento de Cádiz garantizará un consumo mínimo vital de agua para los vecinos y vecinas de la ciudad.

Es decir, la empresa pública pondrá en marcha un bono social del agua que garantice el consumo mínimo vital de agua en los hogares gaditanos, en función de la renta y el número de integrantes de la familia.

Los destinatarios de este programa serán familias en exclusión social o con problemas transitorios económicos. En el primero, la concesión del suministro mínimo vital (SMV) subvencionará el pago de los conceptos bonificables de la factura durante un periodo inicial de 12 meses. Estas ayudas serán con cargo al fondo Social Solidario de Aguas de Cádiz, hasta agotar la partida anual de 300.000 euros. En el caso de problemas transitorios, se puede solicitar un aplazamiento, un fraccionamiento o un plan de pagos.

Semanalmente, el Área de Bienestar Social remitirá a Aguas de Cádiz el listado de personas que han presentado solicitud de renovación de la concesión del suministro mínimo vital. Las nuevas solicitudes deberán estar valoradas en un período máximo de cuatro meses. Además habrá un comité de seguimiento de estas medidas que desencadenará en el Observatorio del Agua.

Derecho Humano

El alcalde, José Mª González, explicó que uno de los principales objetivos es acabar con los cortes de suministro de agua. “El agua es un bien básico esencial y un Derecho Humano reconocido», añadió, por lo que el uso del agua «está subordinado al interés general”.

Gracias a la buena gestión

Este proceso se puede poner en marcha gracias “a la gestión económica responsable desarrollada en los dos últimos años». En este tiempo, Aguas de Cádiz ha reducido su presupuesto en gastos superfluos y ha conseguido «ahorrar el dinero de todos para poder ampliar las ayudas a los gaditanos con problemas económicos».

Plan Estratégico

Un trabajo materializado en las jornadas de participación que se celebraron el pasado mes de marzo para la elaboración del Plan Estratégico 2017/2027.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, señaló que «tanto en las sesiones de diagnóstico como en la mesa para la garantía del derecho humano al agua en las que participaron colectivos sociales, económicos, profesionales y políticos de Cádiz, se demandó la necesidad de establecer un Suministro Mínimo Vital a personas en riesgo de exclusión social, de proveer un Fondo Social Solidario para estos casos y de declarar el Agua como un derecho humano».

Por su parte, el presidente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, aseguró que «es cierto que el Ayuntamiento ya tenía un protocolo social pero éste era insuficiente y nuestro deber es ir más allá garantizando que las familias tengan un consumo mínimo vital».