Balance del Carnaval 2017 de María Romay, concejala de Fiestas

«El Carnaval es una manera de vivir y hay que cuidarlo, preservarlo y mimarlo con el mayor de los cariños»

El 7 de febrero de 1991, Antonio Martín ganaba el primer premio de comparsas con Encajebolillos. Desde aquel premio hasta que anunció su retirada en este Carnaval han pasado 26 años de coplas. Los mismos que tiene la primera concejala de Fiestas de Cádiz, María Romay, que nació el día de aquella final. «Alguna vez en la vida a todo el mundo se nos ha erizado el vello con una copla de Antonio Martín», nos dice con su sempiterna sonrisa y su fuerza arrolladora que ni siquiera ha podido difuminar el cansancio después de tanto trabajo para que todo saliera a la perfección en esta «manera de vivir» que es el Carnaval.

P: ¿Cuál es tu balance de este carnaval?

R: Es un balance muy positivo. Creo que los cambios han sido valorados de manera positiva tanto por los vecinos de la ciudad como por los visitantes que han estado acompañándonos durante estos diez días. Iniciativas como, por ejemplo, la batalla de coplas en el Paseo Marítimo o el acortar las sesiones de preliminares del Concurso han sido medidas estrella que nos han permitido disfrutar más del Concurso o disfrutar más del Carnaval en ciertas zonas de la ciudad donde no se vivía.

P: Y, en concreto, ¿cómo valoras los cambios en el Concurso?

R: Creo que se han notado muchísimo. Hemos tenido unas preliminares muy cómodas en las que a las doce y media de la noche estabas fuera del Teatro y con muy buen sabor de boca. Ese ha sido un éxito no solo por parte del Patronato, sino por parte de las agrupaciones que han aceptado ser cabeza de serie y actuar en último lugar, demostrando así toda la solidaridad con sus compañeros.

P: En el Pleno de enero, la oposición en bloque votó a favor de unas alegaciones que contaban con un informe negativo de los técnicos y la Secretaría General del Ayuntamiento, ¿en qué situación queda el Patronato después de esa votación?

R: Recordemos que eran tres alegaciones. Una de ellas referida a que Antifaces de Oro tuviera voz y voto. Eso se va a hacer efectivo en el momento en el que Antifaces de Oro se constituyan como una asociación. La segunda alegación era referente a que la Junta Ejecutiva tanto de Fiestas como del COAC siguiera siendo ejecutiva. Esto es algo con lo que nosotros estamos muy de acuerdo. Sin embargo, los partidos que votaron en nuestro pleno a favor de esas alegaciones votan otras leyes en estamentos superiores que nos impiden llevar esto a cabo. La tercera alegación era que se cree un órgano consultivo. Esa alegación no hay ningún problema en asumirla, aunque carece de sentido.

P: Pero, ¿se retrasa la aprobación definitiva del Patronato?

R: Sí, por supuesto. Que yo creo que es lo que iban buscando.

P: Hay dos cuestiones que siempre están en el aire: la fecha fija y el Museo del Carnaval.
¿Cómo ves estos proyectos en el corto plazo?

R: Son dos debates estrella, aunque muy distintos entre sí. El tema de la fecha fija no me lo he inventado yo. Lo que pasa es que el Partido Popular hacía oídos sordos a los debates de la ciudad que no le interesaban. Considero que lo que nunca podemos hacer ante un debate es tenerle miedo, creo que hay que abordarlo. Y habrá que enfrentarlo sentando a la mesa a todas las partes implicadas. Es un debate de ciudad porque el Carnaval para los gaditanos y las gaditanas es algo muy importante y que tiene muchas connotaciones y muchas imbricaciones. Por eso tenemos que debatirlo lo más pluralmente posible.

Y el Museo del Carnaval es uno de esos macroproyectos que tiene pendiente la ciudad año tras año. Susana Díaz en su visita a Cádiz nos dijo que podíamos contar con un millón de euros, pero un millón de euros es poco incluso para la inversión que va a hacer el Ayuntamiento. Tenemos que implicar a todas las administraciones. Tenemos que hacer que el Museo del Carnaval sea un centro interactivo del Carnaval, un museo del siglo XXI, en el que nuestros pequeños puedan aprender, nuestros mayores puedan recordar, podamos enseñarles a la gente que venga qué significa para nosotros el Carnaval de Cádiz que no es una fiesta, es una manera de vivir, una manera de analizar la realidad y de ver el mundo y de crear durante dos meses un verdadero contrapoder. Yo no creo que muchos pueblos puedan decir lo mismo. Yo creo que eso hay que cuidarlo, hay que preservarlo y hay que mimarlo con el mayor de los cariños.

P: Este año el machismo ha estado en la agenda del Carnaval, ¿qué valoración haces?

R: Hemos conseguido que la gente se cuestione si algo es o no machista. Cuando alguno me decía: “¿hoy no nos vamos a poner un tuit?”, yo le decía: “ves, ya no hace falta, ya sabes tú solo lo que es el machismo». Creo que, a veces con más acierto y a veces con menos, hemos sabido poner el debate encima de la mesa. Indudablemente que la plataforma Por un Carnaval Igualitario consiguiera sacar el debate de las paredes del Ayuntamiento y envolver a la ciudad entera sobre cuál tiene que ser el papel de la mujer ha ayudado enormemente. Y ahora nos queda lo más bonito y es construir ese otro modelo de mujer en el que queremos que se miren nuestras niñas. Y eso es un proceso que lo tenemos que hacer junto con todas las mujeres que quieran participar de una manera activa en el mundo del Carnaval.

«Las preliminares han sido un éxito por la solidaridad de los cabezas de serie con sus compañeros»

P: Y en esta final al fin se rompió el techo de cristal y hubo una mujer de concejala, una comparsista y una bombista…

R: Sólo faltó la modalidad de cuartetos. Ha sido una final muy emotiva por muchas cosas. Ha habido muchas cosas que celebrar en esta final, pero, obviamente, entre esos motivos estaba que la representación femenina por fin se va notando. No nos damos cuenta de lo importante que es que una niña pequeña vea que una mujer puede hacerlo todo y que ella puede serlo todo si ella quiere. Que pueda decir: «yo quiero ser bombista, como ella».

«El 15M demostró que la gente quiere tomar decisiones»

Romay es también la concejala de un asunto no menos importante que el Carnaval: la participación ciudadana. «Como se ha venido demostrando desde el 15M hasta esta parte, la gente quiere decidir cosas», nos dice. Por eso, considera que el Reglamento de participación aprobado por el Pleno y que actualmente está en período de alegaciones no es suficiente.

«Las Asociaciones de Vecinos tienen su sitio, por supuesto, igual que otros muchos colectivos e igual que otras muchas personas individuales; pero ya no es el único canal de participación que tiene el pueblo», asegura.

Una vez que se tengan las alegaciones del resto de colectivos y personas individuales irán a Pleno y se someterán a votación. «Si el texto que saliera cambiara sustancialmente lo que se dijo en el pleno anterior volveríamos al principio», afirma a la vez que critica a la oposición por ralentizar la participación en la ciudad.

P: También ha sido una final para el recuerdo…

R: Queríamos celebrar el doble aniversario: el 80 aniversario de la prohibición del Carnaval, con todo lo que eso conlleva, y el 40 aniversario de la recuperación de la libertad. Nos parecía un acto de justicia y de reparación: el hecho de recordar a aquellas personas que murieron para que hoy en día podamos cantar encima de las tablas del Falla o en cualquier esquina lo que nos dé la gana. El tener la oportunidad de decirle a nuestros niños “esto no siempre ha sido así, hubo un tiempo en el que los Carnavales nos los arrebataron y nos los convirtieron en una fiesta que no era nuestra”. Era justo para esas familias ver por fin a sus familiares puestos en valor y creo que a muchísima gente quizás le haya hecho replantearse cosas que son importantes como que de verdad el Carnaval es una fiesta contestataria, libertaria y llena de contenido político, le pese a quien le pese. En parte esa actitud contestataria que tiene el gaditano ingobernable viene de ahí, viene de que hace muchos años mucha gente se jugaron el tipo, nunca mejor dicho, para que nosotros podamos cantar muchas verdades.

«La batalla de coplas en el Paseo ha permitido disfrutar del Carnaval en otras zonas»

P: También hemos despedido a Antonio Martín, ¿cómo viviste ese momento?

R: Muy emocionante. Yo soy aficionada al Carnaval desde chiquitita y viví con el alcalde, mi compañero, un momentazo en bambalinas como fue la presentación de Caleta sonando por fin merecidamente en una final. Se nos saltaron las lágrimas. La hora y pico que estuvo Antonio Martín encima del escenario se nos pasó como si fueran pocos minutos. Se hizo historia en el teatro y nosotros tuvimos la suerte de estar allí para verlo.

P: ¿Cómo te imaginas el Carnaval del año que viene?

R: Me lo imagino mejor que el de este. Queda mucho por hacer y tiene que venir de la gente con millones de ideas que durante muchísimos años ha soñado despierta con cómo les gustaría que fuera el Carnaval de su tierra. Ahora hay que darle voz a toda esta gente para decidir entre todos y todas cómo queremos que sea a partir de ahora nuestro Carnaval.