¿A quién estamos juzgando?

Una violación no es nunca sólo una violación por más que la víctima la viva lógicamente como única y absolutamente personal. Una violación, y el consiguiente juicio y tratamiento social son un reflejo de la historia de las relaciones entre hombres y mujeres y un reflejo social, simbólico, material, jurídico, mediático etc., de la posición de mujeres y hombres en una sociedad dada. (…). Por eso el juicio que se está celebrando en Pamplona por la violación múltiple de una chica durante los San Fermines de 2016 es histórico en muchos sentidos (…). Si todas las violaciones nos incumben a todas las mujeres, esta nos afecta especialmente, al venir acompañada de otros elementos que la han convertido en un compendio de lo que significa la cultura de la violación y al ocurrir en un momento en el que las mujeres estamos abandonando el silencio habitual (…). Lo que está ahora en juego es la respuesta que el Estado va a dar a una agresión especialmente brutal y si la cultura de la violación va a salir reforzada o fragilizada de este juicio. (…) Nos incumbe a todas porque el tratamiento judicial, social y mediático que se le dé a esta violación nos va a mostrar si el contexto de legitimación en el que los agresores se sienten impunes y culturalmente adaptados está siendo cuestionado o no.

¿A quién estamos juzgando?

El PSOE y el sacrosanto consenso

¿Cuántas veces hemos escuchado en los bares, en las cenas de navidad que se avecinan o en alguna que otra sobremesa: “los políticos lo que tienen que hacer es ponerse de acuerdo”? Era otra época, es verdad. El peso del bipartidismo lo asfixiaba todo y a ellos se referían: dos partidos con orígenes, historia y base social radicalmente distintos; pero que, por desgracia, desde hace mucho coinciden en lo “fundamental”.

El problema no es la falta de consenso sino para qué cosas hay consenso. PSOE y PP se han puesto de acuerdo en este país para privatizar…

Cumpliendo la ley

El 17 de febrero de 1937, el alcalde Ramón de Carranza mandó quitar una lápida de la fachada del Oratorio de San Felipe. Su texto aludía a la abolición de la Inquisición por las Cortes …

El género de la violencia

Cuando hablamos de violencia de género se nos vienen a la memoria una acumulación larguísima de imágenes, noticias, conversaciones y experiencias que, aun no siendo a veces comparables, han ido formando un imaginario colectivo denso y difícil de cohesionar. Solo cambiando el orden de los conceptos (violencia, género), las palabras se trastocan y los significados se pueblan de sentidos diferentes, como si la casa construida en varias fases empezara a perder sustancia. Para decir algo nuevo sobre la violencia de género es necesario hacer este ejercicio de desmantelamiento de esa naturalidad con la que ejercemos de comentaristas del fenómeno a diario.

Teófila, sé fuerte

«¿Se encuentra el señor Trillo?, Sí; ¿Álvarez Cascos?, Indiciariamente sí; Rajoy, Indiciariamente sí. ¿El conjunto de los secretarios generales del Partido Popular? Indiciariamente sí», respondía en el Congreso, el inspector jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales e instructor de la Gürtel, Manuel Morocho, a las preguntas sobre la participación de dichos dirigentes del PP, incluyendo ¡al presidente del gobierno!, en la trama Gürtel. Además, la fiscal Anticorrupción Concepción Sabadell asegura que ha quedado «plena y abrumadoramente» acreditada la caja B del PP.

Un sábado de odio

Bajaba la calle y escuchaba cánticos. Quería correr pero…¡maldita sea! Para qué me puse esos zapatos. Pero… ¿es que acaso había que salir corriendo?…¡si solo iba a una concentración ciudadana! En tantos años de profesión, …

PPrivatizadores

A la derecha nunca le gustó lo público, salvo cuando ha podido sacar provecho de ello. En base a esta hipótesis ha venido actuando desde los años 80 en adelante. La ecuación es sencilla: primero, …

Los honores de la tortura

Ardieron las redes cuando fue publicada la imagen de un torero que recubrió su torso con la bandera franquista. Lo más triste es que probablemente no haya ni incongruencia ni escándalo, ¿existe acaso una bandera más apropiada para representar el esperpento que supone la tauromaquia? Aunque lo quieran disfrazar de cultura, la tauromaquia es tortura: representa a un régimen desfasado y marcado por la vejación…

El ruido y las urnas

Cuando pare el ruido, sólo entonces, podré explicarte y quizás me entiendas. Cuando silencien el estruendo y los ladridos de esta jauría insaciable, te diré que a mí nunca me gustaron las fronteras; representan las …

El respeto a las víctimas

Este verano será recordado, tristemente, por un terrible acontecimiento: el atroz atentado que tuvo lugar el 17 de agosto en Catalunya.

Primero, en Barcelona, donde hacia las cinco de la tarde una furgoneta llevaba a cabo un atropello masivo por el célebre paseo de La Rambla, repleto a esa hora de viandantes, dejando un saldo final de 15 muertos y más de un centenar de heridos de múltiples nacionalidades. Después, esa misma madrugada…