Cuestión de derechos: Cádiz aprueba el primer bono social eléctrico alternativo

  • González: «La medida va en beneficio de 2000 familias en situación de vulnerabilidad»
  • Mingorance: «La energía es un derecho básico y una prioridad política de Podemos»

2.000 familias tendrán asegurada la energía y la potencia mínima suficiente para las cuestiones domésticas básicas gracias al bono social eléctrico, aprobado por Eléctrica de Cádiz, fruto de un trabajo participativo de diversos colectivos.

La propuesta está avalada por las organizaciones integradas en la Mesa contra la Pobreza Energética (Cáritas, Cruz Roja, Asociación Pro Derechos Humanos, la Asamblea San Mateo 15M, Mujeres de Acero, Asociación Cardijn, Agaden, Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril, entre otras) y cuenta con varios informes jurídicos y técnicos.

Bonificación de la factura

El bono social es una bonificación en la factura que se aplicará directamente. La cantidad de energía bonificada está determinada por la renta per cápita de la familia y por el número de habitantes de la vivienda; así mismo se tendrán en cuenta las necesidades específicas que pudieran requerir una cantidad de energía mayor (maquinaria para movilidad o respiración, por ejemplo).

Hay dos tipos de bono. El Bono Tipo 1 está pensado para familias sin ingresos o cuyos miembros tengan como máximo unos ingresos de 119€ al mes por persona, descontado alquiler de la vivienda o la hipoteca. A estas familias les corresponde un bono del 100% de la cantidad de energía necesaria para cubrir los servicios energéticos básicos y una bonificación de 2,3KW de potencia contratada durante un año con posibilidad de renovación.

Resumen del Bono Social Gaditano

Las familias cuyos miembros tienen unos ingresos por persona al mes de entre 119,81€ a 186,38€, descontado alquiler de la vivienda o la hipoteca, tendrán derecho a un bono del Tipo 2: el 50% de la cantidad de energía necesaria para cubrir los servicios energéticos básicos y una bonificación de 2,3Kw de potencia contratada. Este bono estará vigente entre 6 meses o un año, según las circunstancias de las familias y podrá renovarse.

Sin aumento del precio

El bono social eléctrico en ningún caso afectará a la factura de la luz del resto de gaditanos y gaditanas, al contrario que el bono estatal. Se financiará íntegramente con los beneficios de la suministradora Eléctrica de Cádiz que tiene margen más que suficiente para asumirlo. El presupuesto del bono social será de 600.000€ anuales para asegurar el acceso a la energía durante todo el año a 2.000 familias de Cádiz: 500 familias con el bono tipo 1 y 1500 familias más con el bono tipo 2.

Prioridad política

El alcalde de la ciudad, José María González, ha celebrado el cambio de actitud del PP que bloqueó en abril la medida. «Este cambio de actitud va en beneficio de alrededor de unas 2.000 familias en situación de vulnerabilidad y antepone los intereses de los ciudadanos a los de las grandes empresas”. Es por ello que espera que esta decisión vaya seguida de que el PP facilite su puesta en marcha lo antes posible, pues requerirá la acción coordinada entre Ayuntamiento, Fundación, comercializadora y suministradora.

El alcalde calificó la aprobación como «un hecho histórico», subrayando el papel pionero de esta iniciativa.

Por su parte, la portavoz de Podemos Cádiz, Laura Mingorance quiso agradecer «muchos meses de trabajo, de empeño, de dedicación» de los colectivos de la ciudad que creen firmemente en el derecho a la energía. «La energía es un derecho básico y hemos demostrado que esto para Podemos era una prioridad política», explicó.