El agua evacuada de las piscinas se reutilizará para baldear las calles de la ciudad

Las calles de Cádiz se limpian desde hace décadas con agua potable procedente de la red de suministro para el abastecimiento; al igual que sucede con el riego. En un mundo abocado a grandes sequías por el cambio climático, esta aberración ecológica al fin empieza a tener fecha de caducidad en nuestra ciudad.

Aguas de Cádiz está trabajando en varias alternativas a este derroche. La primera es la reutilización del agua de las piscinas del Complejo Ciudad de Cádiz y Astilleros, gestionadas por el Instituto Municipal de Deportes (IMD).

Aguas de Cádiz ha sacado a licitación el proyecto de construcción de Depósitos para la reutilización del agua procedente del proceso de renovación de las piscinas municipales que, actualmente, se va al desagüe.

Estos depósitos tendrán una capacidad de retención de, al menos, dos días de labores de baldeo mediante cubas cisternas. Esto permitirá que, con una programación coordinada con las renovaciones, se pueda aprovechar hasta el cien por cien del agua evacuada de las piscinas.

Otros proyectos

También se ha realizado un estudio del acuífero existente en el subsuelo de Cádiz y sus posibles utilizaciones en baldeos y riegos. Así como el estudio de la posibilidad de implantar un proceso terciario en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Cádiz-San Fernando para la utilización del agua regenerada también para baldeo y riego.