El Ayuntamiento de Cádiz impulsa la utilización de electricidad certificada 100% renovable

  • Las facturas de suministro eléctrico municipales cambian su calificación energética, de la letra E a la A

El Ayuntamiento de Cádiz, socio mayoritario de la empresa comercializadora Eléctrica de Cádiz, ha impulsado la compra de electricidad certificada 100% renovable y, por tanto, que la electricidad que compra y suministra esta compañía reciba la mejor calificación ambiental existente.

La compra de electricidad certificada como renovable no supone ningún incremento del coste, por lo que esta ventaja ambiental no supondrá ningún cambio en el precio de la electricidad. Esta mejora de la calificación ambiental se verá reflejada en las facturas de todos los contratos de suministro eléctrico con Eléctrica de Cádiz, entre los que se incluyen todos los edificios municipales, el alumbrado público, los semáforos de la ciudad y el 80% de los contratos domésticos.

La factura eléctrica incluye por ley el etiquetado con la calificación del impacto ambiental de la energía que provee la comercializadora. Esta calificación está determinada por las tecnologías y fuentes energéticas utilizadas para producir la electricidad. En la etiqueta eléctrica se incluye el desglose de fuentes energéticas utilizadas, la cantidad de residuos radiactivos y de CO2 que ha producido cada kilovatio hora y un gráfico con la mezcla de tecnologías de producción nacional, para que el usuario/a pueda comparar la electricidad de su comercializadora con la media nacional.

La etiqueta eléctrica va de la letra A a la G. Hasta este momento, la calificación de la electricidad de Eléctrica de Cádiz era de la letra E, mientras que la media nacional era la letra D (menos contaminante), lo que suponía que se generaban 0,33kg de carbono y 0,63mg de residuos radiactivos por cada KWh vendido por esta empresa.

Desde el 1 de enero de 2016 la electricidad que compra Eléctrica de Cádiz en el mercado mayorista y que vende a sus clientes está certificada como 100% renovable, por lo que pasa a tener la mejor calificación ambiental posible, es decir, la letra A. Aunque la electricidad que llega a los hogares es una mezcla de las diversas fuentes energéticas que entran en el sistema, Eléctrica de Cádiz contribuye con esta medida a incrementar la demanda de energía limpia en el sistema eléctrico, y se asegura de que la misma cantidad de electricidad que consumen sus clientes se produzca en el estado español con fuentes 100% renovables.

Puesto que el Ayuntamiento de Cádiz tiene todos sus suministros eléctricos contratados con la empresa Eléctrica de Cádiz, desde el 1 de enero de 2016, todo el consumo eléctrico de edificios municipales, del alumbrado público y los semáforos ha sido certificado como 100% renovable. Sin embargo, debido a la regulación del sector eléctrico, la etiqueta cambiará a año vencido, es decir, después del 1 de enero de 2017.

La iniciativa de comprar electricidad 100% renovable es una propuesta que parte de la Mesa de Transición Energética de Cádiz, un espacio de participación ciudadana creado por el Ayuntamiento de Cádiz para favorecer la implicación de la ciudadanía gaditana en la construcción de un modelo energético sostenible y democrático. La medida se alinea además con los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, asumidos por el Ayuntamiento de Cádiz en el marco del Pacto de Alcaldes por la Energía y el Clima.