El Ayuntamiento incorpora a tres trabajadores en prácticas con diversidad funcional

La asociación Abaniko, que se dedica a mejorar las condiciones de vida de las personas con diversidad funcional, y el Ayuntamiento de Cádiz firmaron un convenio de colaboración el pasado septiembre. Fruto de ese convenio, tres jóvenes han han comenzado a realizar sus prácticas en el Ayuntamiento.

Francisco Anglada Abeijón y María del Carmen Hernández García, de 29 años ambos, realizan labores de ordenanza. Javier Parra Díaz, de 28 años, trabaja desde la Jefatura de la Delegación de Tráfico. Los tres estarán realizando prácticas hasta junio.

Los tres jóvenes han recibido formación de Auxiliar de Servicios Generales desde el curso 2015-2016. Se trata de una formación propia de la asociación Abaniko, en la que el alumnado aprende no sólo las tareas propias del perfil de ordenanza, sino que también trabaja otros contenidos que complementan dicho aprendizaje, como orientación laboral, informática y formación académica básica, habilidades sociales y autonomía personal.

“Las personas con discapacidad intelectual tienen las mismas necesidades e intereses que todos nosotros: ser felices. Por ello, quieren tener un trabajo, para sentirse útiles y ganar dinero que les permita acceder a lo que les gusta. Para ello, nuestra asociación trabaja con diferentes programas”, exponen desde Abaniko.