El Banco de España da por perdidos 60.613 millones de euros del rescate bancario

  • El gobierno de Cádiz insta al gobierno central a recuperar todo el dinero público invertido

El Banco de España reconoció que no se recuperarán al menos 60.613 millones de euros del dinero público invertido en el rescate bancario entre 2008 y 2014, según un informe sobre la crisis financiera que la entidad hizo público el pasado 15 de junio. Concretando más, en el mismo se estima que solo se recuperarán unos 16.337 millones de un total de 76.410, lo que supone tan solo un 21,4% del dinero público dilapidado en el rescate a la banca.

La cifra ofrecida por el Banco de España, finalmente, apenas dista de la que ya ofreció el Tribunal de Cuentas en un informe anterior en el que estimaba que en el rescate bancario se perderían 60.718 millones de euros del dinero público invertido. La diferencia entre ambos informes es de 105 millones.

Así pues, es en esta ocasión el Banco de España quien deja por mentirosos a Mariano Rajoy y al ministro Luis de Guindos, quienes, desde que emprendieron el rescate bancario, prometieron que este no le costaría ni un euro a los contribuyentes.

3 de cada 10 niños son pobres y los desahucios suben un 2,2%

Es interesante recordar que la publicación de este informe coincidía con la aparición esa misma semana de otros dos a cargo de, respectivamente, Unicef y el Consejo General del Poder Judicial. En el primero, sobre la pobreza infantil en los llamados “países ricos”, se revela que tres de cada diez niños viven ya en pobreza en el Estado español. En el segundo, que los desahucios han aumentado un 2,2% durante el primer trimestre de 2017. Datos que, en su conjunto, vuelven a demostrar que el PP gobierna para una minoría, para las élites, en contra de los intereses de la mayoría social.

El gobierno de Cádiz insta al PP a recuperar el dinero público del rescate a la banca

Por esta razón el gobierno municipal de Cádiz, encabezado por José María González, defendió en el pleno del pasado 30 de junio una moción para instar al gobierno central a recuperar todo el dinero público invertido en este proceso de saneamiento de la banca.

Los datos esgrimidos por el equipo de gobierno son elocuentes: con ese dinero se podrían costear durante 30 años las políticas de dependencia, aumentar los gastos en infraestructuras en un 500% o triplicar la inversión pública estatal. Tengamos en cuenta, en fin, que los terribles recortes perpetrados en la sanidad y la educación pública entre 2008 y 2015 ascienden a 21 mil millones de euros, es decir, casi la mitad del dinero público que se le ha regalado a la banca.

Un último dato muy revelador. Unidos Podemos planteó en el Congreso unos presupuestos alternativos que incluían un aumento del gasto público de 19.500 millones. El PP calificó la propuesta de “barbaridad”. Sin embargo, la inversión no constituiría ni tan solo un tercio del dinero que los bancos no nos devolverán nunca.

En definitiva, para el gobierno municipal de Cádiz el rescate bancario ejemplifica la forma de gobierno del PP: se preocupa por salvar a la banca y a las cajas de ahorro que han aniquilado con su gestión, pero deja a la ciudadanía en la cola de prioridades y la obliga a costear un rescate bancario injusto.