El circuito de carrera del Paseo Marítimo contará con dos tramos de barandilla

El Consejo Rector del Instituto Municipal del Deporte (IMD) ha aprobado el proyecto de la obra de instalación de una barandilla de protección en el Paseo Marítimo, para dos tramos del circuito deportivo urbano de carrera que va desde el Chato hasta la playa de La Caleta. Concretamente, la barandilla se levantará en los tramos comprendidos entre las calles Condesa Villafuente Bermeja y Padre Guillermo Chaminade y también frente a la calle Granja San Ildefonso. El objetivo es evitar los peligros que pueden suponer la existencia de la actual muralla, de 52 centímetros de altura y una profundidad de unos 60 centímetros, que colinda entre el paseo y la playa.

La barandilla que se colocará en esos tramos será acristalada, similar a la instalada en la plaza de Santa María del Mar. La barandilla se colocará en una longitud de 510 metros en esas dos zonas discontinuas.

Para tal fin, se demolerá el murete desde la cota de acabado de la solería actual hasta la albardilla, con cuidado de recuperar la piedra ostionera que termina el muro. Estas lajas de piedra se colocarán en el suelo, junto a la solería existente. Y se demolerá también la parte proporcional de muro necesaria para la recolocación de la piedra ostionera actual, con un espesor de entre 12 y 20 cms.

Canalización de las calles Santo Cristo y Manzanares

Además, la empresa municipal Aguas de Cádiz continúa con las obras de mejora en su red e iniciará, antes del verano, una importante intervención en el casco antiguo.

Se trata de la sustitución de las canalizaciones de abastecimiento de agua y de saneamiento en las calles Santo Cristo y Manzanares, cuyas deficiencias, debido a la antigüedad de las mismas, hay que subsanar.

La inversión prevista inicialmente asciende a 327.269,79 euros y la duración estimada de los trabajos es de cuatro meses.
Torreón del Ayuntamiento.

Asimismo, el Ayuntamiento ha finalizado las obras de reparación del torreón de la Casa Consistorial, una obra que ha tenido un plazo de ejecución de 45 días y un presupuesto de 52.667 euros.

Se ha intervenido en los tres cuerpos del torreón, actuando en los parámetros exteriores y en algunos de los huecos de la fachada.

Además, se han restaurado los números del reloj antiguo que está ubicado en el torreón. Para ello, se ha quitado la pintura negra que los recubría y se ha recuperado el bronce. Dentro de estos trabajos, se ha sustituido el aro de hierro que rodeaba la esfera por uno de acero inoxidable que resiste mejor al paso del tiempo.