El Congreso aprueba tramitar la propuesta de Podemos sobre la regla de gasto

El Pleno del Congreso ha aceptado tramitar la proposición de ley de Unidos Podemos para que la aplicación de la regla de gasto no siga asfixiando a los ayuntamientos incluso cuando están saneados. En la votación sobre su admisión a trámite, la proposición de ley ha encontrado el respaldo del PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana, PDeCAT, PNV, Compromís, Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias. PP, Ciudadanos y Foro han votado en contra, mientras que UPN ha optado por abstenerse.

La iniciativa, presentada el pasado mes de noviembre, busca eximir de las limitaciones de gasto que contempla este instrumento a las corporaciones locales que cuenten con superávit, un nivel de deuda menor al 110% y cumplan con sus pagos a proveedores en un tiempo inferior a los 30 días.

¿Qué supone la regla de gasto?

La regla de gasto es una de las consecuencias de la modificación del artículo 135, pactada por PSOE y PP, que obliga a priorizar el pago de la deuda por encima de las necesidades de la gente, incluso si las administraciones tienen superavit y las cuentas saneadas, como en el caso del Ayuntamiento de Madrid, recientemente intervenido por el Ministerio de Hacienda para evitar que invirtiese en obras necesarias para las madrileñas y madrileños.

En la práctica, esto supone un recorte en la autonomía de los ayuntamientos que en la práctica no tienen apenas capacidad para decidir en qué gastar su dinero. Lo más absurdo es que la deuda de los ayuntamientos no llega al 3% del total y que el Estado sí puede incurrir en déficit, pero la regla de gasto impide a los ayuntamientos invertir en su gente.

Contra los ayuntamientos

Además, el PP está usando la regla de gasto como arma contra los ayuntamientos en los que no gobierna. Lo hemos visto en el caso de Madrid, pero también en el caso de Cádiz.

El Ministerio de Hacienda ha enviado cartas a 22 ayuntamientos, incluido el gaditano, advirtiéndoles de que o reducen su morosidad o procederá a intervenir sus finanzas. Desde el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz denuncian que el PP “quiere acabar con la autonomía local cuando, no hay que olvidar, que lo que hoy sufren los ayuntamientos son las consecuencias de la mala gestión hecha anteriormente por sus alcaldes y alcaldesas”.