El Plan Especial de Movilidad convierte a Cádiz en un espacio para los peatones durante estas fiestas

En colaboración con los comerciantes se han diseñado dos itinerarios peatonales de acceso al casco histórico: por la calle Rubio y Díaz, con salida por Sánchez Barcaiztegui, hasta la plaza de Candelaria, El Palillero; y por la calle Beato Diego, con salida por Antonio López, pasando por San Pedro, Plaza de Mina, Cánovas del Castillo.

Con motivo de este plan temporal, que se prolongará hasta el 6 de enero, se van a peatonalizar las calles Cervantes, la plaza Gaspar del Pino, San Miguel, San Francisco Javier Olaza, la plaza de la Cruz Verde, la calle Cruz y un lateral de la plaza San Antonio. Todos estos itinerarios se sumarán a los ya existentes. Eso sí, a estas vías van a tener acceso garantizado el taxi, así como residentes con garaje y vehículos de emergencia y de seguridad.

También se va a reducir el horario de carga y descarga en el casco histórico, hasta las 12 horas, y se aumentará en la circunvalación, hasta las 20 horas. Y está previsto modificar cuatro paradas de taxi: La de la Catedral se trasladará a la calle Arquitecto Acero, la de la plaza San Juan de Dios pasará al tramo más próximo a la avenida del Puerto, la de San Antonio se desplazará unos metros en la misma plaza, y se suprimirá la de la plaza de El Palillero.