El SAS privatiza el mantenimiento de hospitales y centros de salud de la provincia de Cádiz

  • Podemos anuncia una PNL en el Parlamento andaluz para impugnar la privatización

El Servicio Andaluz de Salud ha sacado dos pliegos que suponen la privatización del mantenimiento de los hospitales y los centros de salud de la provincia de Cádiz. Así lo han denunciado los sindicatos Autonomía Obrera y CGT que muestran su «más absoluto rechazo a esta nueva operación privatizadora del SAS y exigimos la retirada inmediata de los dos concursos que se han convocado en nuestra provincia para la contratación con empresas privadas de los servicios de mantenimiento de hospitales, Centros de Salud y otras dependencias del SAS en Cádiz».

Impugnar el proceso

El diputado de Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, participó con los trabajadores en una concentración contra los pliegos el pasado 5 de diciembre en el hospital Puerta del Mar.
Gil anunció durante su visita a Cádiz que su grupo parlamentario va a presentar una Proposición No de Ley para “impugnar por completo” el proceso de “privatización” del servicio de mantenimiento de los hospitales de Cádiz.

En sus declaraciones a los medios, Gil lamentó que “mientras que Susana Díaz aboga de forma hipócrita por blindar la sanidad pública contra las privatizaciones, los hechos caminan en dirección contraria”. “Así lo atestiguan –dice- los dos conciertos que van a privatizar la mayoría de los servicios de mantenimiento y consolidar las privatizaciones ya existentes”.

Novedades perversas

En efecto, el parlamentario de Podemos llamó la atención sobre dos aspectos. “No se trata solo del mantenimiento de los hospitales sino también de los centros de atención primaria” y, en segundo lugar, “sendos concursos se extienden a todo tipo de servicios, incluidos aquellos que hasta ahora recaían bajo responsabilidad exclusiva del personal del SAS”.

Gil recordó además la experiencia del último concierto llevado a cabo por la Junta en los hospitales gaditanos. “Tenemos ya los resultados de estas políticas irresponsables de gestión con el megaconcurso de limpieza provincial: extrema precarización de los trabajadores y degradación de la calidad del servicio”.

Y lo que es mucho más grave, estos dos concursos de mantenimiento, “se acogen, como novedad perversa, al límite máximo permitido en la Ley 3/2011 de contratos del sector público, que permite al ganador del lote a subcontratar a su vez hasta el 60% de la prestación del servicio, lo que, en la práctica, supone rebajas del precio a costa de la precarización de los trabajadores y de la pérdida de la calidad del servicio”.