«Habrá otros elementos, pero queremos reivindicar la copla como base del Carnaval gaditano»

  • Entrevista a «Las Niñas de Cádiz», pregoneras del Carnaval 2018

Ana, Alejandra, Teresa y Rocío, «Las niñas de Cádiz», el desparpajo de las pullae gaditanae corre por sus venas; la rebeldía y el inconformismo del Carnaval son inseperables de su manera de concebir el arte y la vida y la sabiduría del teatro las ha hecho grandes. Y todo eso van a ponerlo sobre la mesa en su pregón del Carnaval 2018. Porque el carnaval callejero y canalla que representan es una de las cosas más hermosas que debemos preservar de nuestra fiesta.

P: Ilusión, nervios, responsabilidad…, ¿cuál va ganando el pulso?

R: Ahora mismo, la responsabilidad. Estamos empezando a mover todo y… hay mucho trabajo por hacer, mucho que organizar. Tenemos, además, otros compromisos, y estamos viendo que vamos a tener que hacer encaje de bolillos para coordinarlo todo.

P: ¿Se os ha hecho ya el cuerpo a que sois las pregoneras?

R: Sí. Los primeros días fue como estar en una nube. Una ilusión que no era de este planeta, como si nos hubiera tocado la lotería. Ahora ya lo tenemos asumido, estamos tocando tierra y “arremangándonos” para ponernos al lío.

P: ¿Cómo es eso de hacer un pregón a cuatro voces?

R: Estamos muy acostumbradas a trabajar juntas. Todo el mundo expresa su opinión, y casi siempre coincidimos. Y si no, Ana se pone en plan dictadora, jeje.

P: ¿En qué pregones anteriores os estáis mirando?

R: Todos los pregones tienen algo especial. Recordamos los pregones antiguos, como el de Carlos Cano, pero también pensamos en el de Ruibal, o en el de Dréxler, el Yuyu, Pasión Vega. Aún así, vamos a intentar hacer lo nuestro, lo que nosotras creemos que sabemos hacer, queremos mostrar cómo somos nosotras, y cómo vivimos Cádiz y el carnaval.

P: ¿Ya era hora de que el carnaval callejero estuviera en el pregón?

R: Sabemos que en otras ocasiones le han propuesto hacer el Pregón a gente del carnaval de la calle, pero han declinado la invitación. Quizá nosotras hemos sido las primeras de la calle que hemos dicho que “sí”.

P: ¿Habéis fichado ya a algún colaborador o colaboradora?

R: Tenemos ideas, pero hasta que no esté el guión más o menos cerrado, no vamos a llamar a nadie. Lo importante va a ser la historia que contemos.

P: ¿Qué papel tendrá la copla en vuestro pregón?

R: Cantaremos nuestras cosas, nuestras letras, como venimos haciendo desde hace 21 años. Nuestros romanceros… Esa será la base del pregón. Por supuesto habrá otros elementos, pero queremos reinvindicar la copla (cuplés, pasodobles, verso, popurrís) como base del carnaval gaditano.

P: ¿Qué habrá de todos estos años de Carnaval en vuestro pregón? ¿Y de la experiencia de Ana como Diosa Momo?

R: Recuperaremos algunas cosas de otros años. Y con respecto a la experiencia del Momo, tendrán en común la sencillez, la necesidad de contar un argumento claro, y de lanzar un mensaje muy concreto.

P: El año pasado os adheristeis a la plataforma “Iguales en Carnaval”. ¿Sois conscientes de ser un referente para muchas niñas y mujeres de nuestra ciudad?

R: No sabemos si eso es bueno o malo (risas). No, en serio. La verdad es que no somos demasiado conscientes. No hemos pensado mucho sobre ello. No hacemos esto ni para aleccionar, ni para dar ejemplo, de verdad. Lo hacemos porque es lo que nos gusta. Si alguien saca algo bueno de esto, lo celebramos, pero creemos que lo mejor que puede hacer una niña o una mujer en cualquier parte del mundo es, simplemente, DIVERTIRSE.

P: Os reivindicáis herederas de las puellae gaditanae, ¿qué hay de la herencia de esas mujeres en el Carnaval del siglo XXI? ¿Y qué habrá de ellas en vuestro pregón?

R: (Risas). Decir que somos herederas de las Puellae es mucho decir. Ojalá. Son unas mujeres que existieron durante el imperio romano, y que han pasado a la historia porque por lo visto eran unas cracks. No había fiesta en Roma que se preciase donde no hubiera una “Niña de Cádiz”, una bailarina que además cantaba cosas digamos un poco obscenas… En todos los tratados de flamenco, la primera referencia que se hace a este arte es precisamente a las “PUELLAE GADITANAE”, es decir, MUJERES, Y DE CÁDIZ. Nunca se ha hablado de ellas lo suficiente. En el año 2007 sacamos una chirigota que se llamaba así, “Las Puellae Gaditanae”, aunque no es de nuestras agrupaciones más recordadas. Cuando terminamos la etapa de Chirigóticas, buscamos un nuevo nombre, y ahí fue donde surgió lo de llamarnos “Las Niñas de Cádiz”, un homenaje más bien.
En cualquier caso, queremos recordar a todas esas mujeres anónimas de nuestra ciudad, llenas de arte y de gracia, que siempre han estado a la sombra, esas mujeres que hubieran sido unas cracks de haber salido en carnaval, esas mujeres que cantaban flamenco para matarse, y que a lo mejor no despegaron en su carrera por haber tenido que atender a la familia, a los hijos, yo qué se… Cádiz está lleno de Puellae Gaditanae, las mujeres de Cádiz son brillantes y poderosas. Nosotras pensamos en Marianita Cornejo cantando por tanguillos, en su amiga Luci contando una anécdota, en la propia Paz Padilla, en su madre, que es una mujer que está sembrá… Y nos imaginamos a una Puella de Cádiz de la época romana liándola delante de Nerón.

P: Combinar el pregón con los ensayos de una nueva obra no debe ser tarea fácil, ¿os sale el estrés por las orejas?

R: Ufff… A ver cómo salimos de esta. Los días 12 y 13 estrenamos Lysístrata en Málaga. Estas navidades, ensayaremos los dos a la vez. Luego, tendremos bolos los fines de semana, no podemos dejar de trabajar, porque hay que comer. Así que a ver cómo llegamos al Pregón…

P: ¿Teatro y Carnaval son para vosotras dos caras de la misma moneda? ¿Cómo es el trasvase del uno al otro?

R: En nosotras se da de una manera natural. Por un lado, todas empezamos a hacer teatro muy jóvenes, antes de sacar la chirigota. Por otro, la tradición del carnaval la llevamos en las células, en lo que hemos visto desde que somos pequeñas. Así que lo único que hacemos es intentar quitarnos todos los prejuicios, y dejar que hable la imaginación y la creatividad, siempre a través de la libertad.

P: Contaba el alcalde que vuestra primera pregunta fue cuáles eran los días de protocolo para poder salir a la calle, ¿cómo va esa chirigota callejera?

R: Fatal. No tenemos nada aún. Ni tipo. En fin, que el Dios Momo nos coja confesadas. Si no, haremos cachitos del Pregón por las esquinas, con tó la poca vergüenza. Pero tenemos claro que queremos pisar la calle como sea…