Isla-Eco, el nuevo espacio del Parque Genovés que pone en valor nuestro patrimonio medioambiental

Que el Parque Genovés es un lugar privilegiado en el que la vida es lo importante ya lo sabíamos, sólo faltaba ponerlo en valor y transformarlo en un activo más de la ciudad. Ese es el objetivo de la recientemente inaugurada Isla-Eco, un espacio para la formación en sostenibilidad y la puesta en valor de nuestro patrimonio medioambiental.

Los seres humanos tenemos una responsabilidad en el mantenimiento y conservación de otras formas de vida. Conscientes de eso, el Ayuntamiento ha impulsado este proyecto que recupera una superficie de 1.000 metros cuadrados para ofrecer actuaciones educativas medioambientales de calidad.

Por áreas temáticas

El visitante de la Isla-Eco sale del espacio con una consciencia más fuerte sobre el impacto que tiene nuestro paso por el mundo en el planeta Tierra. Para crear mayor conciencia y facilitar el aprendizaje, el espacio se divide en distintas áreas temáticas: el cambio climático natural y antrópico, botánica, alimentación sostenible, reciclaje, litoral, eficiencia energética o arqueología, entre otras.

Las acciones que desarrollarán atenderán a las necesidades específicas de cada colectivo, contando la Isla-Eco con recursos de lo más variado como réplicas de dinosaurios, restos arqueológicos fenicios y romanos, huertos, balas de reciclaje de envases de plástico y latas, la casa de la alimentación saludable o la sala expositiva, un invernadero cubierto de ilustraciones de la expedición del insigne botánico gaditano Celestino Mutis.

Escape room

Entre las novedades que ofrece esta iniciativa al visitante, encontramos una original escape room sobre la «Vidrio Crisis», diseñada por la Fundación Ecovidrio

Reciclaje de materiales

La filosofía que está detrás de Isla-Eco es la de recuperar, reciclar y reutilizar. Por eso, los recursos educativos que la integran se han obtenido así.
Isla-Eco ha sido financiada por fundaciones y empresas que han patrocinado las distintas áreas y se ha contado con la colaboración ciudadana en cuanto a la donación de materiales como recursos educativos.

Dirigido a la comunidad educativa, asociaciones, colectivos, así como a público general de todas las edades ya que la formación y educación es un proceso que dura toda la vida. De hecho, ya hay alrededor de 3.000 niños con cita para acudir a este centro.