La ciudadanía de Cádiz es favorable a un modelo energético renovable para la ciudad

La Mesa de Transición Energética ha presentado los resultados del primer «Primer pulso social sobre energía en la ciudad de Cádiz», un estudio elaborado a partir de 450 encuestas de campo, confeccionadas y realizadas por los miembros de este espacio de participación ciudadana impulsado por el Ayuntamiento de Cádiz.

Los encuestados son personas de todos los barrios, profesiones y edades de la ciudad a los que se les ha preguntado por qué conocen sobre su factura eléctrica, qué modelo energético quieren, qué medidas de ahorro y/o eficiencia energética aplican en casa o qué medidas de ahorro consideran prioritarias para la ciudad, entre otras cuestiones.

Desconocimiento

En este primer «pulso social» se percibe que “existe un desconocimiento generalizado sobre la mayoría de las cuestiones energéticas tratadas, desde la factura, a de dónde viene la electricidad que utilizamos”.

La mayoría de los encuestados desconoce las diferencias entre consumo, tarifa contratada y potencia contratada. Por lo que se puede concluir que la mayoría de la gente no entiende su factura y, por tanto, puede estar pagando de más.

Otro de los conceptos desconocidos es el de la etiqueta energética, la que valora los impactos ambientales de la electricidad.* En concreto, gracias a este estudio sabemos que un 70% de la población no entiende bien su factura eléctrica y el 30% que cree comprender su factura, no la entiende realmente. Cerca de la mitad de los gaditanos desconoce qué potencia tiene contratada; casi el 60% desconoce la tarifa que tiene contratada y menos de un 6% tiene la tarifa con discriminación horaria. En relación a este último dato, conviene destacar también que más de la mitad de la población desconoce qué es la tarifa con discriminación horaria.

Eficiencia y renovables

Un 92,6% de los gaditanos quiere que Cádiz use energías renovables. Los encuestados priorizan, en este orden, las siguientes medidas de eficiencia energética que debe poner en marcha el Ayuntamiento: cambiar el alumbrado público a LED; hacer campañas de formación y sensibilización en ahorro de energía; ajustar los horarios del alumbrado público; e instalar renovables en edificios públicos.

Otros datos muy esperanzadores del estudio son que un 94,4% de la población querría que España fuera autosuficiente energéticamente con renovables en 2050 o que, pese a que el 19,3% de la población piense erróneamente que las energías renovables son más caras, se muestran positivos ante un modelo renovable tanto a nivel municipal como nacional.

Pacto Institucional

Desde la Mesa de la Transición, se ha solicitado al Ayuntamiento, entre otras cosas, que impulse un pacto institucional con un horizonte de ciudad 100% renovable en 2050, una propuesta con la que el alcalde de Cádiz se mostró dispuesto a colaborar.

José María González señaló que se “alegra profundamente de la buena predisposición de la población gaditana hacia un cambio de modelo energético” y agradeció todas las recomendaciones realizadas por la Mesa de Transición Energética de Cádiz que coinciden con algunas de las medidas que ya se están llevando a cabo. «Pero hay que redoblar esfuerzos», concluyó.