La Junta aprueba, sin consenso y sin pasar por el Parlamento, un Decreto que liberaliza las guarderías

La Junta de Andalucía ha aprobado un nuevo modelo de financiación y de escolarización en las guarderías sin contar con el consenso de la comunidad educativa afectada.

Lo ha hecho a través de un Decreto Ley por la vía de urgencia que ha entrado en vigor a dos días de la apertura del plazo de escolarización. Este nuevo modelo nace con el rechazo frontal de los sindicatos y de las patronales, que acusan a la Consejería de Educación de «haber impuesto un cambio drástico de modelo sin diálogo y sin negociación».

El Decreto Ley fue convalidado en el Parlamento andaluz el pasado 19 de abril con los votos en contra de Podemos, IULV-CA y PP. Además, PSOE y Cs rechazaron la tramitación como proyecto de ley del decreto, algo que había reclamado la oposición.

Cambios que introduce

Con el nuevo sistema, el modelo pasa de concierto a subvención; las familias que soliciten la subvención en plazo la tendrán “garantizada” sólo hasta que se agote el presupuesto; no se garantiza el acceso de los menores de 0 a 3 años fuera del plazo estipulado, entre otras medidas. Además, se endurecen los requisitos para acceder a las ayudas; así, si antes una familia disfrutaba de una bonificación del 50% según su nivel de renta, ahora puede no disfrutar de ningún tipo de bonificación y pagar el 100% de la plaza escolar.

Modelo de Aguirre

Podemos Andalucía considera que esta nueva norma «toma como ejemplo las políticas de la derecha más depredadora de nuestro país, el modelo de educación infantil de Esperanza Aguirre».

«Con este nuevo modelo el gobierno andaluz favorece a la concertada y usa a las familias para blanquear las cifras de conciertos educativos», denuncian desde la formación morada.

En Podemos Andalucía cren que «el decreto favorece a los centros privados subvencionados con fondos públicos, la red concertada, ya que estos podrán solicitar ser centro colaborador y ofertar las enseñanzas de 0 a 16 años, lo que los hace mucho más atractivos para las familias», añaden.

Y advierten de que «el nuevo modelo supone una liberalización explosiva, lo que repercutirá sobre las pymes en beneficio de las grandes empresas».

Por lo que proponen «medidas y actuaciones para mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras»; así como «incrementar el presupuesto como apuesta estratégica por la educación infantil pública, universal y gratuita y bajar las ratios».