Los bloqueos del Partido Popular al bono social gaditano

  • El PP no participó en la elaboración y empezó a poner pegas una vez diseñado. Votó en contra para imponer una negociación sobre 10 puntos y ahora, una vez negociados, Fernández no firma 2 de los 3 convenios

El Partido Popular tiene secuestrado el bono social gaditano que depende de que el concejal del PP, José Blas Fernández, firme los dos convenios que faltan para que eche a andar: uno con la suministradora y otro con la comercializadora. Pero el bloqueo del PP al bono no es nuevo, sino que este partido ha hecho todo lo posible por torpedear el proceso desde el principio.

El Mentidero repasa en este artículo las principales zancadillas del Partido Popular al bono social gaditano.

1. El PP no acudió al proceso participativo

El 23 de noviembre de 2015 nació la mesa de pobreza energética, tal y como establecía un acuerdo plenario en el que se aprobó por unanimidad crear un bono social alternativo al estatal. Desde el primer momento, la mesa de pobreza energética se puso a trabajar en el diseño del bono social gaditano para garantizar el derecho a la energía a todos los hogares de nuestra ciudad.

En la mesa están presentes colectivos que conocen de primera mano la pobreza energética como la Asociación Pro Derechos Humanos (APDH), la Asamblea Popular Luis Pérez – 15M San Mateo, Mujeres de Acero, Fundación Cardijn, Cáritas Diocesana, Fundación Dora, Asociación de Consumidores Facua, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, además del grupo de trabajo de Asuntos Sociales y algunos representantes de los partidos políticos. La mesa estuvo trabajando intensamente en el diseño del bono hasta que lo validaron el 15 de diciembre de 2016, sin que el PP se dignara a hacer ni una sola aportación.

2. Un año después, con todo el trabajo hecho, empezó a poner pegas

Sin prácticamente haber participado en el proceso, una vez diseñado el bono de manera colectiva y contando con todos los informes técnicos necesarios, un informe jurídico externo que aseguraba la legalidad del bono y un estudio del Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Cádiz, es cuando el Partido Popular empieza a plantear sus dudas.

El estudio del Colegio de Ingenieros sirve, en palabras de su decano, Domingo Villero, «para, una vez examinados los consumos energéticos en viviendas en situación de pobreza energética, aplicar el bono de la manera más justa y eficiente».

3. El 27 de marzo de 2017 votó, junto con Endesa, en contra del bono

Tras un año de duro trabajo y con todas las garantías técnicas y jurídicas, el 27 de marzo se votó al fin la herramienta en el Consejo de Eléctrica de Cádiz.

La mayoría del Consejo de Administración de Eléctrica de Cádiz debía emitir un voto positivo para que saliera adelante. Al ser una empresa mixta (público-privada) en su Consejo de Administración se sientan los partidos políticos, Endesa y Unicaja. Por Cádiz Sí Se Puede, Ganar Cádiz, PSOE y Unicaja votaron a favor. Endesa y PP en contra perjudicando a más de 2.000 familias gaditanas.

4. Impuso una negociación sobre 10 puntos

Después de votar en contra del bono, el PP anunció que cambiaría su voto si se incluían 10 puntos, entre los los que se encontraban dar un peso mayor en el bono social gaditano a la Fundación Eléctrica de Cádiz, pese a que esta se encuentra en una situación irregular por la actuación de su presidente, el concejal del PP y consejero de Eléctrica de Cádiz, José Blas Fernández.

5. Introducidas todas las demandas del PP que eran legales y no desvirtuaban la propuesta aprobada por los colectivos, el PP aprueba el bono ¿para impedir que se ponga en marcha?

Todas las exigencias del PP que no planteaban problemas legales se incluyeron y el PP votó a favor del bono.
El 4 de julio, con las cámaras por delante, José Blas Fernández firmó el convenio entre Ayuntamiento y Fundación Eléctrica de Cádiz. Desde entonces lleva eludiendo su responsabilidad de firmar los dos convenios que faltan para que se pueda empezar a bonificar las facturas de la luz a las familias en situación de vulnerabilidad.

Quienes sí han cumplido su parte han sido el Ayuntamiento y Eléctrica de Cádiz que, gracias a la colaboración y el esfuerzo del Centro Municipal de Informática y a AASS tienen listos el procedimiento y la aplicación para empezar a facilitar el bono este invierno. Sólo falta la firma de Blas Fernández.

Exigencias del PP para negociar el bono social gaditano
  1. Todas las ayudas siempre deben ir autorizadas y firmadas por la concejala delegada de Asuntos Sociales y el director del Área de Servicios Sociales. Aceptada.
  2. El convenio debe indicar claramente quién paga los conceptos de la factura no bonificados y quién es responsable si se excede la cantidad de energía bonificada. Aceptada.
  3. Los talleres de ahorro energético serán impartidos por funcionarios municipales cualificados o trabajadores de la empresa Eléctrica de Cádiz. Aceptada.
  4. Dar un papel protagonista a la Fundación Eléctrica de Cádiz. Aceptada.
  5. El convenio recogerá las funciones de cada parte firmante y la responsabilidad jurídica y económica de las mismas. Aceptada.
  6. El presupuesto para la financiación del bono debe figurar en los capítulos presupuestarios de la Delegación de Servicios Sociales. Rechazada. El bono debe pagarlo la suministradora.
  7. El convenio debe excluir expresamente que la comercializadora repercuta entre sus clientes no acogidos al bono el coste del mismo. Imposible porque paga la suministradora.
  8. Creación de una comisión de seguimiento para el control de la puesta en marcha del bono participada por todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Cádiz cuyas reuniones se celebren de manera trimestral -al menos- durante el primer año. Aceptada.
  9. El Ayuntamiento debe realizar gestiones para que Eléctrica de Cádiz sea incluida en la aplicación del bono estatal. Realizadas las alegaciones que el PP no ha tenido en cuenta.
  10. El bono social gaditano será sustituido por el Estatal en cuanto este se ponga en marcha. Con la reforma del PP, Eléctrica de Cádiz sigue sin poder aplicar el bono estatal.