Los trabajadores de Astilleros en lucha por sus derechos laborales y por una carga de trabajo estable

  • San Fernando reclama en la calle un Plan Industrial de futuro
  • Puerto Real denuncia que la precariedad es la culpable de dos accidentes laborales muy graves

El 23 de mayo, los trabajadores de los astilleros de Puerto Real y San Fernando decidieron en asamblea llevar a cabo diferentes medidas de protesta para visibilizar el abandono del gobierno central.

El acuerdo para construir 14 Buques de Acción Marítima (BAM) no se concretan y, a día de hoy, la factoría de San Fernando es la única sin carga de trabajo.

El 22 de junio, los trabajadores y trabajadoras del Astillero de San Fernando recorrieron el municipio para exigir garantizar la estabilidad de la factoría mediante la puesta en marcha de un Plan Industrial de futuro con carga de trabajo sostenida en el tiempo.

La Coordinadora de Profesionales del Metal reclama el fin de la precariedad (Fernando Pastor)

La precariedad mata

El 9 y el 13 de junio, dos trabajadores de la empresa auxiliar sufrieron dos accidentes muy graves. Uno de ellos se recupera muy lentamente de unas quemaduras muy graves y al otro le han tenido que amputar las dos piernas para poder salvarle la vida.

Estos dos accidentes no son casualidad, son fruto de la precariedad. Así lo denuncian desde la Coordinadora de Profesionales del Metal (CPM) que celebró una asamblea-concentración en los tornos de la factoría de Puerto Real el pasado 27 de junio.

«Los compañeros de la CPM hemos decidido hacer una asamblea-concentración en homenaje a los compañeros y que también sirva como reivindicación de las condiciones tan lamentables de trabajo en las que estamos los trabajadores sobre todo de las empresas auxiliares de Astilleros. Los accidentes ni ocurren por casualidad ni es casualidad que la mayoría de los accidentes graves ocurran a los trabajadores de las empresas auxiliares», denunciaban en la convocatoria.

En este sentido se pronunciaba Jesús Rodríguez, secretario político de Podemos Andalucía, que destacaba la importancia de este tipo de denuncias y mostraba el apoyo «a las compañeras y compañeros que trabajan en las empresas auxiliares de la industria naval, pues pensamos que ha sido la gente más maltratada, con peores condiciones, mayor vulnerabilidad y temporalidad”

El Plan Industrial, pendiente

El pasado mes de marzo, el Congreso de los Diputados aprobó una propuesta de Unidos Podemos para dotar a Navantia de un Plan Industrial. Sin embargo, el gobierno central del PP no incluyó ninguna partida para dicho Plan en los Presupuestos Generales del Estado, pactados con Ciudadanos. La Mesa del Congreso ni siquiera permitió debatir la modificación presupuestaria de Unidos Podemos en este sentido.

En el pleno de Diputación del pasado mes de junio, el grupo Sí Se Puede Cádiz propuso a la administración provincial que instase al Gobierno central del PP a “implementar el Plan Industrial para la Bahía de Cádiz aprobado en el Congreso”; que instase a la SEPI a informar a los sindicatos de Navantia “sobre el estado de las negociaciones de los diferentes contratos que les prometieron”; y que instase a “a la SEPI a tener en cuenta las peticiones de los trabajadores respecto al rejuvenecimiento de la plantilla, a elaborar un acuerdo entre la compañía y el sector auxiliar y a la búsqueda de una mayor carga de trabajo”. De nuevo, la propuesta se aprobó por unanimidad.